Este es el bosque de Eryndlyn. Los seres elementales son bienvenidos a tomar refugio.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Aziza Sîrfalas

Ir abajo 
AutorMensaje
Aziza
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 150
Edad : 27
Fecha de inscripción : 30/03/2008

MensajeTema: Aziza Sîrfalas   Miér Mayo 14, 2008 3:41 pm


No hay demasiado que contar pese a la vida que precedió a la elfa Aziza Sirfalas, quien se crió en una remota aldea élfica junto a su padre, madre y hermano. Sus padres siempre fueron poseedores de grandes riquezas gracias a la sangre noble que en sus venas corría, sin embargo eso nunca logro interesarle lo suficiente como para actuar como una elfa de su escala social, ella ansiaba la libertad tan prometedora que los bosques ofrecían, además de hacerse cargo de un puesto de guerra. Su padre a pesar de poseer ascendencia noble, había sido asignado como el general de la aldea, siempre encargándose de las protecciones militares, así como reclutar mas soldados para la causa, puesto que si bien eran un pueblo en su mayoría pacífico, existían reyes élficos que anhelaban conquistar la mayor cantidad de territorios posibles buscando unificación para incrementar sus beneficios económicos.

Un día de reclutamiento de guerreros extranjeros apareció entre las filas un caballero que respondía al nombre de Zhadowwolf quien como una prueba de confianza fue asignado a proteger a la hija del general Eon Sirfalas; la joven elfa escapaba cada cierto tiempo hacia lo más profundo del bosque, su necesidad de libertad y explorar eran tan fuertes que su padre había decidido mandar en esas ocasiones escoltas sin que ella se diese cuenta. En ese paseo en particular Zhadowwolf se sintió intrigado por la personalidad de la chica descuidando un poco su escondite, cosa que de inmediato fue detectada por ella provocando que en su desconfianza le lanzase 2 cuchillos que ella cargaba en su cinto, situación que sacó al guerrero de su ensimismamiento esquivándolos con agilidad. Aquel primer encuentro no parecía el más indicado para generar sentimientos diferentes a la desconfianza, pero lo fue, porque en el momento donde se aclararon mutuamente su papel, comenzaron a platicar de todo un poco logrando que el tiempo volase por los aires. La elfa se deslumbró con su amplio conocimiento, amabilidad excesiva, así como sus viajes por el mundo y él se enamoró de los sueños de ella, de su naturalidad al hablar con él, de su mirar que parecía melancólico e infinito. No había más que hacer o pensar, ellos estaban en ese camino por algo, debían de estar unidos y eso era lo que creyeron en su momento.

Un día Eon Sirfalas salió con su propio padre Vymk Sirfalas al bosque de la bruja Amelie en busca de una la flor con propiedades mágicas, la cual se esperaba que curase a los guerreros heridos del pueblo por la guerra. Durante las siguientes semanas Aziza estuvo al pendiente del regreso de sus seres amados junto a su madre, hermano y ahora junto a Zhadowwolf, sin embargo ocurrió en esos tiempos un percance, ella había tenido una pelea con Zhadowwolf debido a que un buen amigo de ella que habitaba en la aldea trató de consolar sus tristezas riendo junto a ella e invitándola a jugar en un estanque cercano; dicha situación desagrado a Zhadowwolf al punto de retarle a un duelo, cosa que no llegó a consolidarse pues la elfa en su preocupación no estaba dispuesta a aguantar una escena de celos sin fundamentos. El guerrero viendo su ego herido se retiró sin considerar nada más, ya no quiso saber de la elfa que hacía unos meses había empezado a convertirse en su universo.

Pasaron más días sin respuestas ni noticias de su abuelo y su padre, justo cuando ella estaba a punto de salir en su busqueda a pesar de las quejas surgidas por su dulce madre, a lo lejos de los limites de la aldea una silueta avanzaba con cansancio, era su abuelo, Vymk Sirfalas, con noticias de la desaparición de su padre. Al parecer la bruja se había negado rotundamente a ayudar en algún aspecto a conseguir los secretos de la flor y la flor misma, razón por la cual había optado por desaparecer al padre de la elfa como una advertencia, además de dejar ciego de un ojo al abuelo de la misma. Su madre no aguantando la noticia y debido a su condición de elfa murió de tristeza, dejándolos a ella y a su hermano desamparados; al principio decidió cuidar a su abuelo y hermano ella sola, pero sin su padre el apoyo y cariño que otros tantos de su aldea les tenían parecía haberse desvanecido. Al poco tiempo de fallecida su querida madre, le siguieron a la tumba su abuelo  y su propia alegría hacia el mundo, le propuso a su hermano la retirada de aquel lugar para encontrar un sitio propio, sin embargo su hermano se resistió e insistió en que si ese era el deseo de ella, ella tenía que hacerlo realidad sola.

Dolorosa fue su despedida, pero sabía que era necesaria si quería olvidar para encontrarse a sí misma, se dio cuenta de su nivel de ingenuidad y quiso cambiarlo, así como cambiar su percepción del amor abandonando el cariño que en su pasado se había presentado para con un desconocido, y con esa convicción abandonó a su hermano al día siguiente. Estuvo vagando por muchos años sin que el tiempo cobrase mirada en su rostro debido a su sangre feérica, aprendió a utilizar la espada, prefiriendo en realidad el uso de arco y flecha, conoció un clan de hechiceras de quien aprendió a manejar la magia de la naturaleza volviéndose amiga inseparable de una de esas hechiceras, Mashla Inglorión.

Muchos años de conocimiento y sabiduría a base de sufrimiento pasaron hasta que llegó al que sería su nuevo hogar, un bosque en el que encontró en su camino a Zhadowwolf y a Mellbark Sirfalas, su hermano. Desafortunadamente por esos tiempos de reconciliación y adaptación se desató un enfrentamiento entre los clanes drows y los elfos en la cual se vio involucrada...
Hubo muchas bajas en el bosque a pesar de contar con diferentes seres que buscaban mediar el conflicto. En uno de esos combates, Aziza se vio gravemente herida por una maldición de la cual nunca ha hablado ni siquiera con Zhadowwolf. La magia elemental y su misma sangre élfica fueron bloqueadas sin piedad, lo único que la pudo ayudar a mantener las apariencias de tan desastroso encuentro fue que Mashla le enseño a usar magia desde cero como si ella fuese una hechicera. Sus poderes siguen guardados, nunca los perdió, pero las consecuencias de permanecer demasiado de esa manera es algo que seguramente pronto será revelado.
DESCRIPCIÓN: cabello largo, lacio y castaño. Ojos verdes, orejas puntiagudas, ahora usa un vestido negro y una capa. Tiene su bola de cristal que le regalo Mashla aunque no es tan efectiva como la que su hermano posee y aprendió a utilizar.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://eryndlyn.superforo.net
 
Aziza Sîrfalas
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Eryndlyn :: Generalidades :: Rincones :: Historia de los personajes-
Cambiar a: